*asoma la cabeza* Ho-Hola…

Hacía mucho que no escribía ni ponía ningún cumple en la barrita de la derecha ni nada… Je… Lo siento, es lo que tiene estar de vacaciones y no tener internet y mucho menos ordenador. Bueno. Espero que hayáis pasado un buen verano y todo eso que se suele decir (hablo como si alguien me fuera a leer, pero creo que no xD). Yo he tenido un verano… interesante, por así decirlo. No sé, la verdad es que he tenido muy buenos ratos con amigos, y he visto lugares muy bonitos (recomiendo el Pirineo aragonés). Aunque también me he aburrido bastante xD

Pero bueno.

Quería también aprovechar esta entrada para decir que hace casi un año que tengo el blog, y aclarar que lo hice porque nos lo mandaron hacer en clase de música xD Aunque la verdad es que ahora me alegro de que la profe nos dijera de hacerlo, porque me gusta tener un sitio donde escribir y desahogarme y donde compartir las cosas que me gustan. Siempre he estado poniendo cosas relacionadas con la música y tal, aunque he decidido que voy a empezar a poner otras cosas. Quiero decir, otros dibujos, o cualquier cosa que me apetezca escribir.

Por cierto, animo a que pongáis comentarios, porfa, que me hace mucha ilu saber qué pensáis 😀

Dejo una canción de Guns N’ Roses que estoy escuchando ahora mismo, que nunca había escuchando antes y que me está encantando. “Patient” pa’ vosotros :3

Anuncios
Esta entrada fue publicada en septiembre 9, 2013. 2 comentarios

¿Cambian los hábitos musicales de los adolescentes?

Comprar discos, abrirse a otros estilos, ¿lo hacen?

A mí, por un lado, me gusta comprar discos. Sé que es más fácil bajarse las canciones de internet, y yo lo hago. Pero también me gusta comprarme los discos. Normalmente, me descargo primero las canciones, cuando me dicen el nombre de alguna, o de un grupo, para tenerlas en el móvil y poderlas escuchar más a menudo. Pero cuando veo que un grupo me gusta mucho, o veo que unas cuantas canciones de un mismo álbum me encantan, me compro el disco. Me parece bonito tener el disco en físico, y poder ponerlo en el salón alguna tarde solo para escucharlo, o cuando viene alguien a casa, o mientras hago algo. También para ponerlo en  el coche. Los discos actualmente no están muy caros, creo que la gente exagera mucho… Me he comprado discos nuevos por 7 euros, y están muy bien. A parte de por las razones que ya he dicho, también alguna vez he comprado un disco para descubrir a un grupo (como me ha pasado con The Who, que ahora me encantan), o he conocido a un grupo gracias a su disco (como me ha pasado con The Specials, The Clash, Dire Straits…, gracias a mis padres que ponen los discos en el coche).

Además, la compra de discos ayuda a los artistas a ganar dinero, obviamente. Dinero que también pueden sacar en conciertos. A mi me encantaría ir a un concierto, poder ver a un grupo que me gusta en directo sería lo mejor. Porque en la mayoría de los casos (aunque no todos), es mejor el grupo en directo. Y verlos ahí, cerca de ti, debe de ser increíble y emocionante.

Por otro lado, hablando de los adolescentes en general (al menos los españoles), si que creo que se está perdiendo esta costumbre, además de estarse perdiendo la cultura musical. Y de una manera realmente alarmante. Los adolescentes tienden a descargarse la música en vez de comprarse discos por, según creo yo, la difusión de gustos musicales generalizados por la música comercial. Quiero decir, la mayoría de los adolescentes escuchan lo que oyen en Los 40, o cosas así, donde se da más importancia a la canción en sí que al cantante que la canta, por lo que el chaval se descarga la canción y ya, sin conocer tanto al artista. Artistas comerciales, la mayoría, por cierto, que hacen música para vender, más que como una forma de expresión sincera, como hacían los buenos músicos de antes, y ya no tantos de ahora. Letras machistas, absurdas, o sin sentimiento. Algunas, no todas. (No me linchéis)

Lo de que los gustos musicales están cambiando, no me parece mal del todo (aunque para mí no hay mejor música que la del siglo pasado). Lo que me parece mal es que se esté perdiendo la cultura musical, que un chaval no sepa quienes son Queen, o quién es Chuck Berry. Eso es alarmante, porque demuestra como la música comercial está tapando la buena música, la de antes, o la buena de ahora, que también hay. Los adolescentes escuchan lo que los medios de comunicación les dicen que escuchen, lo que sus amigos les dicen que escuchen, lo que supuestamente es guay. No se abren a nuevos estilos, a música de otras épocas, no. Porque eso les haría ser “raros”, “antiguos”, claro. No se atreven a escuchar otras cosas, que a lo mejor resulta que luego les gustan. Y aunque digan que respetan los gustos de lo demás, se refieren a que respetan los gustos de aquellos a los que les gusta lo mismo, la verdad. Porque luego te miran raro y te llaman anticuado por escuchar a los Beatles, y no me digáis que no. Te miran raro por escuchar heavy metal, por no ser un estilo musical comercial. Pero ni siquiera lo han escuchado, y no saben si es bueno o no.

Y bueno, podría seguir así mucho más, pero tampoco es plan de aburrir a la gente (que dudo que muchos se hayan leido el parrafaco que he puesto), así que aquí lo dejo. Pido que respetéis, que os abráis a otras cosas y que disfrutéis con ellas. Hala 🙂

My Chemical Romance se separa…

No sé muy bien qué escribir, pero quería hacer una entrada para ellos. Han ayudado a muchas personas con su música, animándoles, y ahora se separan…

Tenía la esperanza de ir en algún momento a algún concierto suyo, pero ahora sé que no podré. No soy super fan de MCR, no soy killjoy, pero me gustan bastante y… bueno. Supongo que es lo que hay. La mayoría de los grupos que me gustan ya no existen como tal, pero nunca había vivido la separación de alguno de ellos. Bueno, ahora sí, y es raro, porque piensas “¿Y qué pasará si Green Day también se separan? ¿Y McFly? ¿Y SUM41? ¿Y los Arctic Monkeys?” Y vaya, menuda mierda (con perdón). Pero bueno, es lo que hay, y hay que aceptarlo.

La separación ha sido oficial esta mañana de sábado 23 de marzo, tras llevar 12 años en activo, y no han dado muchas explicaciones. Esto es lo que han dicho, al completo:

“Estar en esta banda durante los últimos doce años ha sido realmente una bendición. Hemos estado en lugares donde nunca imaginamos que llegaríamos. Hemos podido ver y experimentar cosas que nunca pensamos que fueran posibles. Hemos compartido escenario con gente que admiramos, gente en la que nos fijamos y, lo mejor de todo, con muchos amigos. Y ahora, como todas las grandes cosas, ha llegado la hora de terminar. Gracias por todo vuestro apoyo y por ser parte de esta aventura”.

Los echaremos de menos. Gracias por todo.

Aunque como dijeron en “Welcome To The Black Parade”: WELL, CARRY ON!!

mcr

RESPETO

RESPETO. Eso es lo que pido, yo y todo el mundo. ¿Tan difícil es? A lo mejor esto que voy a decir no os importa, o tal vez sí, pero esque es algo que realmente siento.

¿Creéis que ser una adolescente con gustos raros dentro de su entorno es fácil? No, no lo es. No solo en el ámbito de la música, pero yo quiero hablar de eso. La verdad es que no sé por dónde empezar a expresarme. En este momento, justo ahora, lo único que quiero hacer es gritar y llorar de rabia, porque no es justo. No es justo que la gente pida respeto hacia sus ídolos cuando luego no respetan a los de los demás. No es justo que por no tener gustos “comunes” se metan contigo a veces (comunes dentro de mi entorno, quiero decir). No.

No sé qué decir exactamente.

Como beatlemaníaca, por ejemplo, me jode mucho (con perdón) que la gente me venga recordando cada dos por tres que John Lennon y George Harrison están muertos. También que crean que solo la música moderna es buena música, cuando la mayoría de los buenos músicos están en el pasado, o empezaron allí. No me parece nada bien (bueno, más bien me parece absurdo) que la gente te diga que cómo te puede gustar un grupo/músico/cantante si es feo, o viejo, o está muerto. ¿En serio? ¿Realmente importa el aspecto para hacer buena música? No, no importa.

Me parece increíble que la gente pida respeto y no lo de. Ya lo he dicho antes, pero esque es muy de hipócritas hacer eso; y lo odio.

Y no solo lo hace la gente conmigo, obviamente, porque sé de chavales con los mismos gustos que yo a los que también incordian en este ámbito. Así que el problema debe de ser la idea que tienen muchos jóvenes de que solo lo moderno es “guay”, y que lo antiguo o no tan común no es “guay”.

Según yo, todo lo hace la ignorancia.

Y siento si he aburrido con esta entrada, pero ya estoy harta (yo, y más) de que no se respete los gustos musicales de los demás. Ya no solo mis gustos musicales, sino los de todo el mundo.

Respeto, please.

“All you need is love”

Hoy es San Valentín y, aunque no soy muy partidaria de este tipo de días (supuestamente si amas a alguien debes demostrárselo todos los días, ¿no?), me he inspirado para hablar sobre la importancia de la música para expresar sentimientos, como el amor.

Cuántas veces hemos escuchado una canción y hemos pensado en esa persona… La música nos puede ayudar a comprender mejor lo que sentimos, a ordenarlo o incluso a demostrarlo, porque a veces es más fácil decirlo todo con una canción. Y esque hay canciones que consiguen expresar todo lo que a veces necesitamos expresar.

Algunas más cursis cuyas letras hablan del amor en general, otras que hablan de temas más profundos, incluso algunas sin letra, que solo con su melodía nos inspiran amor…

Una de mis canciones romanticosas favoritas es “Something” de The Beatles, una bonita canción de amor que, la verdad, consigue expresar muchas de las cosas que a veces siento, y sin mencionar en ningún momento el “amor” como tal.

Os animo a dejarme vuestras canciones de amor :3

“Soy una guitarra”

Estando en clase de inglés, haciendo un ejercicio, nos preguntó el libro (en inglés):  Si pudieras vivir otra vez, ¿qué o quién te gustaría ser?

La gente eligió personas, del tipo “La novia de Justin Bieber” y eso. Pero yo me fui a lo raro, o a lo que se me vino a la cabeza, más bien. Y pensé en ser una guitarra eléctrica. Obviamente, soy consciente de que una guitarra no está viva, pero si lo estuviera, si pudiera ver y sentir como las personas, ¿que pensaría? Poder viajar con mi dueño, ver la cara de la gente que me ve mientras me tocan, ¿no sería interesante?

Se lo dije a la profe y se me quedó mirando sorprendida. “¿En serio?”, dijo. “¡Vaya! ¿Has pensado alguna vez en escribir sobre eso?”. Yo le dije que no, pero en ese momento lo empecé a pensar. A mí me gusta escribir, pensar historias, imaginarme vidas de otras personas. De algún modo, lo utilizo para escapar de mi vida normal y meterme en la vida interesante de otras personas creadas por mí, en otras épocas y países, donde ocurre lo que yo quiero.

Hacía poco, me había leído un libro llamado “Canción para otra Navidad”, que cuenta la historia de un ejemplar del libro “Christmas Carol”, de Charles Dickens, bajo el punto de vista del libro. Y decidí escribir la historia de una guitarra eléctrica, desde su punto de vista. La historia comienza en los 50, y va contando su vida. Bueno, la irá contando, porque por ahora solo he escrito el principio. Está en la página “Historia”, por si la queréis leer. Me hace mucha ilu que me lean, y estoy abierta a todo tipo de críticas constructivas 🙂

Esta entrada fue publicada en enero 25, 2013. 1 comentario

The Cavern Club

Un día como hoy, pero en 1957, abrió sus puertas The Cavern Club, un club de rock and roll ubicado en el número 10 de Mathew Street, en Liverpool. Aquí fue donde The Beatles solían tocar y donde, el 9 de noviembre de 1961, Brian Epstein (quien sería el manager del grupo) los conoció.

En la década siguiente, muchos grupos y artistas tocaron en el club, como Queen (que tocó en 1970), The Rolling Stones,The Kinks, Elton John, The Who y John Lee Hooker.

Toda la actividad musical de Liverpool y Mánchester logró que los productores musicales se fiajran en el norte de Inglaterra, pues nunca habían mirado  más allá de Londres.

Dejo un vídeo de The Beatles tocando en The Cavern Club :3